Fotógrafos

¡ Uno de los grandes ! …….Irving Penn.

Me gustaría comenzar este blog, de una manera un tanto especial y creo que no hay mejor manera que esta, para mí uno de los grandes retratistas y fotógrafos de moda de la historia del siglo XX.

El blanco y negro y una cuidada puesta en escena, son sin lugar a dudas, dos de los principales rasgos de la fotografía de Irving Penn,
Licenciado en diseño industrial comienza a trabajar para Vogue USA en los años cuarenta. Una portada supuso su consagración como fotógrafo y el mejor escaparate desde el que mostrar sus fotografías a las tendencias de la Alta Costura parisina. sus bodegones y sus retratos de algunos de los personajes más célebres de la Historia reciente como Truman Capote, Marlene Dietrich, Marcel Duchamp o Salvador Dalí habitan en nuestras cabezas con la pose y el encuadre con el que Penn los capturó.

Irving Penn estadounidense, nacido en 1917, cuyo estilo elegante y singular, guían la dirección de la moda y la fotografía de retrato en la mitad del siglo XX. La colocación de los personajes sobre fondos planos y con un particular punto de vista casi desde un punto antropológico. Aunque es más conocido por su fotografía de moda, era un artista primero, retrata a lo largo de los años a variadas celebridades icónicas como Pablo Picasso y Jean Cocteau, en vida sigue siendo excéntrico con sus desnudos carnosos y su retrato etnográfico. A lo largo de su trayectoria sus fotografías mantienen un estándar de calidad que lo coloca constantemente en la élite de su campo.
La biografía de Penn se lee como un catálogo no hay cuentos de exceso o indulgencia que tipifican a la ,mayoría de artistas de la sociedad de la época. Su historia es una historia de trabajo,lo cual hizo prolíficamente. Después de pasar un año en la pintura de México en 1942, hasta que estuvo seguro de que no sería más que un pintor mediocre, Penn volvió a Nueva York, donde, a través de sus conexiones con la escuela de arte, se convirtió en el asistente del director de arte de Vogue. Su primera misión era supervisar el diseño de la portada de la revista. Cuando los fotógrafos del personal eran indiferentes a sus ideas, Penn fue al estudio y les dio en la cara con su trabajo. Su primera presentación, un bodegón de diversos accesorios de moda, fue publicado el 1 de octubre de 1943. Deja el diseño y se dedica a la fotografía, con más de 150 portadas publicadas durante su larga relación con la revista.
Penn disparó casi exclusivamente para la revista Vogue, estableció un estilo clásico que se sigue emulado por los fotógrafos hoy en día, y tal vez siempre lo serán. Todos dan singular importancia a la materia de la ropa, el modelo y la elegancia del proyecto, incluso en las épocas más caprichosas de la moda de los años sesenta.

Penn era un verdadero artista que vio la belleza en temas inusuales y fue capaz de traducirlo en sus fotografías de una forma aguda destacando texturas y contrastes, manteniendo la simplicidad de la composición. Cuando volcó su atención en los pueblos tribales de lugares como Nueva Guinea y Marruecos en la década de los setenta, hizo posar a sus modelos con la misma confianza y ternura que sus semejantes más contemporáneas. Los resultados son sorprendentemente íntimos.
A medida que avanzaba su carrera, su trabajo se desvió aún más del mundo del glamour y de las bellas artes. Él experimentó fotografiando de forma meticulosa, surtidos de cosas como huesos, cráneos, colillas de cigarrillos y alimentos. En 1949 y 1950 produjo una serie de torsos desnudos de confrontación, que se blanquean para lavar los tonos de la piel y darle un aspecto austero pero abiertamente sexual a las imágenes. Estas fotos no se muestran hasta 1980.

Penn era un técnico magistral en el cuarto oscuro. Quería una impresión más permanente de lo que el método de impresión de plata actual podría ofrecer, en la década de 1960 investiga sobre la impresión de platino, método que implicaba hojas de revestimiento a mano de papel de dibujo con exóticos productos químicos y fue el quien repopularizó el proceso, que había sido abandonado desde el cambio de siglo.

Este proceso produce tonos más ricos, aterciopelados y pasó los siguientes treinta años reimprimiendo minuciosamente la mayoría de sus imágenes más antiguas utilizando este método. También era un perfeccionista en el estudio, para un encargo que le realizaron en que unos cristales tenían que caer sobre una bandeja, insistió en el uso de cristal de Baccarat para mantener la integridad de la sesión. Decenas de los vidrios se rompieron antes de que él estuviera satisfecho.
El legado fotográfico de Penn combina la elegancia, el minimalismo y la precisión, y un compromiso duradero con un estilo que nunca vaciló en un campo en constante evolución. Sus imágenes icónicas de celebridades y moda son una contribución inestimable al archivo de su época.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Fuente bibliográfica

  1.  Issey Miyake. Photograhs by Irving Penn. Nueva York, New York Graphic Society Book, 1988.
  2.  http://www.npg.org.uk/irvingpenn/
  3.  NY Times: http://www.nytimes.com/2009/10/08/arts/design/08penn.html?pagewanted=all&_r=
Anuncios

Un pensamiento en “¡ Uno de los grandes ! …….Irving Penn.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s